Obstetricia



La Obstetricia

Es la especialidad médica se ocupa de la mujer en todo su periodo reproductivo (embarazo, parto y puerperio), comprendiendo también los aspectos psicológicos y sociales de la maternidad.

El embarazo (*1)

Es el período que transcurre desde la fecundación hasta el momento del parto. Durante el embarazo (2) hay cambios normales funcionales y corporales de la mujer que protegen, nutren y facilitan el desarrollo del feto y la preparan para el parto y la lactancia. En la especie humana las gestaciones suelen ser únicas, aunque pueden producirse embarazos múltiples (mellizos, trillizos, etc).

Se denomina embarazo ectópico o extrauterino al que se produce fuera del útero, por una implantación anómala del óvulo fecundado (habitualmente en alguna de las dos trompas de Falopio) y con mucha menos frecuencia en la cavidad peritoneal (embarazo abdominal) y otros sitios.

UOGMDP

Embarazo de alto riesgo

Es aquel embarazo que tiene más posibilidades de complicaciones tanto maternas como fetales en el transcurso de la gestación y el parto y que necesita de un control medico estricto.

Son múltiples las situaciones que hacen que el medico obstetra catalogue a una mujer que puede presentar un embarazo de cuidado.

Las patologías maternas previas al embarazo, como puede ser la hipertensión arterial, diabetes, problemas de coagulación sanguínea, coagulopatias, epilepsias, obesidad, alteraciones endocrino-lógicas, malformaciones uterinas etc. son las principales condicionantes de un embarazo de alto riesgo.

Otro grupo de pacientes que condicionan un embarazo delto riesgo son las que tienen antecedente obstétrico desfavorables en embarazos y partos previos tales como crecimiento intrauterino retar-dado, preclampsia o eclampsia (hipertensión provocada por el embarazo), colestasis intrahepatica del embarazo, malformaciones fetales anteriores, partos prematuros, muerte fetal intrauterina, etc.

Y un tercer grupo de estas pacientes son las causas catalogadas como feto-placentaria tales como embarazos múltiples, placenta previa, miomas uterinos, etc. en el embarazo actual.

La edad de la mujer también se relaciona estrechamente con el riesgo durante el embarazo. Las niñas de 15 años y menos tienen mas probabilidades de desarrollar preclampsia (una enfermedad caracterizada por una presión arterial elevada, proteína en la orina y retención de líquidos durante el embarazo) y eclampsia (convulsiones producida por la preclampsia), También tienen más probabilidades de tener niños con bajo peso al nacer o desnutridos. En cambio las mujeres de 35 años o más tienen mas probabilidades de desarrollar presión arterial elevada, diabetes o fibromas en el útero así como tener problemas en el parto, como también el riesgo de tener bebes con anomalías cromosomicas.

Antes de que se produzca la concepción, es posible que la madre tenga características y condiciones ya nombradas que incremente el riesgo durante el embarazo.

Se impone de un seguimiento exhaustivo durante todo el tiempo del embarazo, tanto medico, como ecografico y, en algunos casos, se requerirá de la colaboración de otros especialistas tales como endocrinólogos, cardiólogos, médicos clínicos, nutricionistas, etc.

En casos excepcionales requieren periodos de ingreso hospitalarios para mejor diagnóstico y tratamientos de posibles complicaciones.

Los controles ecograficos indicado por el medico cumplen un papel importante para la evaluación del niño, especialmente el doppler color el cual nos indica el riego sanguíneo de los vasos fetales y placentario.

El embarazo de alto riesgo, aunque el mismo esté bien controlado, suele ser una de las indicaciones más precisas de parto por cesarea.

Médicos encargados de la sección:

Dres.: José Simonetti, Horacio Quaglia, Agustina Segura, Fabián Scafetto, Sebastian Lopez, Susana Mattioli

Ecografía en embarazo de alto riesgo:

Dres.: H. Quaglia, S. Lopez, M. Miño, M. Torresi, M. Alvarez Santos y Verónica Valente.

(*1) El embarazo

El embarazo se produce cuando un espermatozoide alcanza y atraviesa la membrana celular del óvulo, fusionándose los núcleos y compartiendo ambos su dotación genética para dar lugar a una célula huevo o cigoto, en un proceso denominado fecundación. La multiplicación celular del cigoto dará lugar al embrión, de cuyo desarrollo deriva el individuo adulto.La embriología es la parte de la medicina que estudia el complejo proceso de desarrollo embrionario desde el momento de la fecundación hasta la formación del feto, que es como se denomina al organismo resultante de este desarrollo cuando aún no ha tenido lugar el parto.

(*2) Cambios Fisiologicos en el Embarazo

El cuerpo debe cambiar sus mecanismos fisiológicos durante el embarazo para asegurarse de que el feto está protegido asegurando su desarrollo normal. Algunos de estos cambios son los siguientes:

Los niveles de estrógenos y progesterona (producidos por la placenta) aumentan continuamente durante todo el embarazo, generando una producción de hormonas que cambian el funcionamiento habitual del organismo. De allí que la mujer deja de menstruar.
Durante el embarazo, los niveles de prolactina (la hormona que estimula la lactancia) aumentan considerablemente de la misma manera en la que lo hace la hormona paratiroidea la que incrementa de absorción de calcio en el intestino necesario para la leche de la lactancia. Así mismo, la placenta estimulará el metabolismo de los ácidos grasos de la mujer, favoreciendo así la conservación de niveles de glucosa en la sangre para ser usada por el feto.
Conforme avanza el embarazo, el cuerpo sufre cambios: La espalda y la pelvis se inclinan para mantener un equilibrio en el cuerpo, y conforme el feto crece esta postura se acentúa más, ocasionando el estiramiento de los músculos abdominales de la mujer.

Como consecuencia, la mujer embarazada presenta una manera distinta de andar: el paso se alarga conforme avanza el embarazo, debido al aumento de peso y cambios en la postura. Además, el aumento de peso del embarazo y la retención de líquidos ocasionarán que el arco de los pies se reduzca y que éstos luzcan más anchos y largos de lo normal.
El peso extra que es adquirido durante el embarazo se debe al aumento de apetito, la deposición de grasa, y el crecimiento de los órganos reproductivos y el feto, así como el aumento de volumen de sangre y la retención de agua. En promedio, la mujer puede ganar entre 11 y 16 kg, aunque en personas con sobrepeso este número puede elevarse hasta los 20 kg.

Otros cambios físicos durante el embarazo incluyen el crecimiento de las mamas y el oscurecimiento de la frente y las mejillas, esto último ocasionado por el aumento de producción de melanina en el organismo. La exposición solar suele favorecer ese oscurecimiento llamado cloasma.
El volumen de sangre aumenta en un 40% en los dos primeros trimestres de embarazo. Esto hace que la función cardíaca también se modifique de manera que el ritmo cardíaco aumenta.

Por su parte, la presión arterial cae en el transcurso del primer trimestre debido estimulos neurovasculares estimulados por el sistema nervioso de la mujer embarazada. Es lo que se denomina distonía neurovegetativa del embarazo.

En embarazadas con propensión a la hipertensión arterial, suelen aparecer complicaciones que condicionen un embarazo de alto riesgo.
Durante el embarazo, el crecimiento del útero ocasiona una compresión del diafragma por lo cual cambia la frecuencia respiratoria. A ello también colabora la distonia neurovegetativa del embarazo.
Las necesidades de nutrientes para el crecimiento fetal explican los cambios metabólicos de la madre. Los cambios en la secreción y metabolismo de la glucosa y del metabolismo de los lipidos condicionan la ganancia de peso de la madre. Dichos cambios, en mujeres predispuestas para ello, pueden desarrollar la llamada diabetes gestacional.

El embarazo de alto riesgo es aquel que tiene más posibilidades de complicaciones tanto maternas como fetales, durante el transcurso de la gestación y el parto, y que precisa de un control médico y ecográfico estricto.